Leyendo en Casa con la Familia

El Centro de Aprendizaje Temprano en las aulas de Kaune gira en torno a la idea de que los niños aprenden mejor cuando las habilidades están integradas en experiencias significativas. Por esta razón, nuestro plan de estudios escolar se basa en juegos, proyectos y estudios que se basan en los intereses de los estudiantes. Puede usar el mismo principio en casa para continuar apoyando el desarrollo de su hijo. Las experiencias de aprendizaje no tienen que ser complicadas. De hecho, las mejores experiencias están integradas en la vida diaria de un niño. Aquí hay algunas ideas y consejos para comenzar.

Vocabulario y comunicación

A los niños les encanta aprender palabras “complejas”. Un vocabulario variado y la capacidad de comunicar ideas claramente son habilidades importantes para que los niños en edad preescolar trabajen.

  • Hágale muchas preguntas a su hijo

Pídales que le cuenten sobre lo que están dibujando, lo que están jugando, o pídales que inventen una historia para usted. Anime a su hijo a hablar y compartir sus ideas abiertamente. Consulte nuestra hoja de guía sobre cómo hacer preguntas a los niños para obtener más ideas.

  • Hable con su hijo durante todo el día.

Dígales lo que está haciendo y cómo lo está haciendo. Cada día las experiencias son grandes oportunidades para hablar. Explique los pasos que sigue para lavar los platos, doblar la ropa o alimentar a los perros. Dígales cómo va tu día. Cuéntales sobre un recuerdo favorito.

  • Presente nuevas palabras a su hijo, especialmente relacionadas con sus intereses.¿

¿Está su hijo entusiasmado con los autos? Introduzca palabras como “motor”, “automóvil”, “vehículos”, “transporte”, “parabrisas” y “volante”. Tal vez han estado observando pájaros afuera. Puede introducir palabras como “pico”, “empollar”, “garras” y “hábitat”. Anime a su hijo a usar estas nuevas palabras para dibujar, hablar y jugar.

Lectura y comprensión de cuentos

Una de las mejores cosas que puede hacer con su hijo es leer con él. Las lecturas ayudan a desarrollar muchas habilidades diferentes, incluido el desarrollo del vocabulario, la secuencia, las conexiones entre letras y sonidos, cómo funcionan las palabras y la impresión, y más.

  • Léale a su hijo todos los días.

Leer de una variedad de fuentes. Esto ayuda a su hijo a ver que la impresión y la lectura se usan en muchos lugares diferentes, enfatizando la importancia de la lectura. Lea las etiquetas en los envases de alimentos, revistas, periódicos, manuales de instrucciones, recetas y cualquier otra cosa que tenga en su hogar. Y, por supuesto, lea muchos libros con su hijo. Intente leer por un mínimo de 15 minutos al día.

  • Reflexiona sobre las historias que lees

Cuando los niños pueden conectarse personalmente con un libro, tendrá un impacto mucho más fuerte en su aprendizaje. Al alentar a su hijo a pensar más sobre las historias que lee, puede ayudarlo a relacionarse con lo que acaba de leer. Hágales preguntas sobre la lectura: ¿Cuál fue su parte favorita y por qué? ¿Qué harían si estuvieran en una situación similar a la de los personajes del cuento? ¿Por qué piensan que los personajes hicieron lo que hicieron? ¿El cuento les recordó algo? ¿Hay algún cuento que les gustaría contar ahora?

  • Planifique actividades para extender el cuento.

Puede ir aún más lejos al configurar una actividad relacionada con los libros que lee. Pídale a su hijo que responda a algunas de las preguntas anteriores. Si lee un libro sobre volar en un avión, pídale a su hijo que construya un avión con materiales reciclados en casa. ¿Un cuento sobre comenzar a plantar un jardín? Plante algunas semillas y escriba sobre los cambios todos los días. ¿Un cuento sobre cocina? Jueguen chef y restaurante o cocinen una receta juntos.

Escritura

Durante los años preescolares, los niños exploran el concepto de escritura: cómo se ve, cómo funciona y para qué se puede utilizar. Simplemente están aprendiendo que la palabra hablada se puede escribir y que la escritura transmite un mensaje al lector. Están aprendiendo que la impresión (palabras escritas) se lee con mayor frecuencia de izquierda a derecha y de arriba a abajo. También están aprendiendo que las letras son símbolos, y cada símbolo representa un sonido diferente. Puede ayudar a su hijo a aprender estos conceptos utilizando las siguientes ideas.

  • Encuentra impresiones (escritos) a tu alrededor

Señale letras y escritos alrededor de la casa y otros lugares a los que vaya. Explica qué dicen los signos y qué significan. Puede ayudar a su hijo a ver que la impresión (escritos) están en todas partes: empaques de alimentos, electrodomésticos, letreros, teléfonos, computadoras, menús y más. Use su dedo para trazar la impresión (el escrito) de izquierda a derecha y de arriba a abajo. Pídale a su hijo que vaya a buscar letras y encuentre todas las letras de su nombre en la casa. Luego, trate de encontrar las letras en los nombres de sus amigos, los de sus padres u otras palabras con significado personal.

  • Involucre a su hijo en actividades cotidianas de escritura.

Escribimos para muchos propósitos diferentes durante el día haciendo listas de compras, enviando mensajes de texto, escribiéndonos recordatorios y más. Involucre a su hijo en esto al leerle lo que escribe, animarlo a hacer sus propios mensajes / listas o pedirle que lo ayude con algo de la escritura.

  • Hacer etiquetas y letreros

Anime a su hijo a hacer etiquetas y letreros que sean significativos para ellos. Quizás quieran etiquetar “La cama de Luis” o hacer un cartel que advierta a los demás: “No tocar” Es posible que quieran hacer una “línea de meta” para sus autos de carrera o crear un letrero de “Abierto / Cerrado” para su tienda. La escritura de los niños a menudo comienza como garabatos antes de pasar a líneas, círculos y otras letras como formas, y finalmente a letras claras. Sepa que donde quiera que esté su hijo, ese continuo es perfectamente normal para un niño en edad preescolar. Reconozca sus esfuerzos y anímelos a continuar practicando. Tampoco es raro que los niños se muevan de un lado a otro a lo largo de las diferentes etapas de la escritura.

  • Sonidos de letras

La mayoría de los niños recién comienzan a mostrar interés en las conexiones entre letras y sonidos durante los años preescolares. Puedes fomentar este interés jugando con los sonidos del lenguaje. Cante canciones y juegue divertidos trabalenguas. Juegue con palabras que comienzan con la misma letra: “¡Pepe pecas pica papas con un pico!” Además de palabras que riman: “¡Nada nada limonada!” Divide las palabras en sus sílabas: “Ba-na-na”, “Man-za-na”. Realice búsquedas de letras y sonidos: “Busquemos cosas en la casa que comiencen con el sonido sssss.

window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'G-45NDPV4RMV');